Tenorio solicita un crédito a Cofides de 9,1 millones de euros para disponer de solvencia en plena licitación del contrato de ambulancias en Sevilla

  • La empresa sevillana contabilizó unas pérdidas de más de dos millones de euros en 2020, al igual que su filial malagueña ASM, con un resultado negativo de 257 mil euros

 El grupo Tenorio acaba de solicitar un préstamo a la sociedad público-privada Cofides por valor de 9,18 millones de euros para disponer de solvencia, según apuntan fuentes del sector. Este movimiento de la empresa se produce justo en un momento en el que el Servicio Andaluz de Salud está licitando el contrato del servicio de transporte sanitario urgente y programado en la provincia de Sevilla para un período de cuatro años por un importe que alcanza los 134 millones de euros.

La empresa ya habría solicitado varios préstamos a diversas entidades financieras, pero éstas se habrían negado después de analizar la delicada situación financiera de Tenorio. Ahora solo quedaría como última instancia la financiación que le podría facilitar Cofides a través de fondo de recapitalización de empresas afectadas por la Covid-19, tal y como apuntan fuentes conocedoras de la situación. Se trata del mismo fondo de último recurso que el gobierno de Pedro Sánchez puso a disposición de las empresas afectadas durante la pandemia, como es el caso de la aerolínea Plus Ultra a la cual se la rescató con un préstamo de 53 millones de euros.

La realidad es que las cuentas del grupo ambulanciero no pasan por un buen momento después de que registrase en el 2020 unas pérdidas después de impuestos de 2,2 millones de euros tras facturar unos 62 millones, lo que implica un descenso del 1,22% respecto al año anterior. En la misma línea se encuentra la otra firma del grupo, Asistencia Sanitaria Malagueña (ASM), por la que Tenorio adquirió en 2019 por 10 millones, y en 2020 registró un resultado negativo de 257.000 euros, según datos del Registro Mercantil.

Futuro incierto tras la pérdida de Extremadura

El contrato de la provincia de Sevilla, que ostenta Tenorio de manera ininterrumpida desde 1979 y que ahora opta de nuevo por cuatro años más, supone la gran parte de la facturación del grupo ambulanciero, por lo que de su renovación depende la supervivencia del grupo empresarial. En 2020, Tenorio perdió el contrato de ambulancias en Extremadura después de que el gobierno autonómico le retirase un año antes de su expiración debido al agravamiento de varios conflictos laborales y los reiterados incidentes en sus ambulancias.

Dicho contrato suponía un gran lastre para las cuentas de Tenorio, según revela la última auditoría practicada en 2020. En ella se destaca que las cuentas del 2020 “acumula pérdidas significativas derivadas de la rentabilidad negativa que ofrecía el contrato con el Servicio Extremeño de Salud resuelto anticipadamente”. Por ello se alerta de “la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento”.