San José la capital

Los trece días por tierras centroamericanas casi han llegado a su fin; pero no: queda visitar la capital de Costa Rica.

San José se ubica en el centro del país y es el primer cantón de la provincia, que lleva el mismo nombre.

San José

Con unos 3.000.000 millones de habitantes San José es el centro económico, político y social de Costa Rica.

Su cultura fue influenciada por emigrantes españoles e italianos, quienes la colonizaron. También por estudiantes de familias pudientes, procedentes de Bélgica y Francia (siglos XIX y XX). La influencia europea de estos países se aprecia en la distribución de la capital costarricense, la cual creció en torno a su catedral.

San José se caracteriza por tener una alta calidad de vida. Su buena infraestructura y servicios la convierten en un destino deseado por los turistas.

Como ya os dije en la primera parte de los artículos viajeros, COSTA RICA – PURA VIDA. AMÉRICA, nos quedaríamos en el hotel premium Barceló San José, sito a 3 kilómetros de la ciudad.

Desde el hotel hasta el centro metropolitano se puede ir tanto en trasporte privado (taxi) como en público (autobús o tren).

Mi hijo Iván y yo fuimos en autobús. Es una forma de  desplazarse cómoda y rápida, y muy económica (en febrero de 2019 el billete individual, al cambio, no llegó al euro).

Para coger uno de los autobuses que van al centro de San José hay que ir hasta el Parque Metropolitano La Sabana de San José (andando o taxi).

La frecuencia de paso era de unos cinco minutos. El tiempo que tarda en llegar no llega al cuarto de hora.

El autobús que nosotros tomamos nos dejó en el Mercado de la Coca-Cola, última parada del itinerario.

RECORRIDO A PIE POR SAN JOSÉ

Habíamos llegado a la zona céntrica de la ciudad muy temprano (08:45 horas).

De antemano sabíamos cuáles eran los puntos de interés y el tiempo necesario, puesto que personal de seguridad del hotel nos había informado.

Recorrer a pie el área turística de la capital de Costa Rica conlleva invertir tres horas, como máximo.

Ahora bien, si por ejemplo quieres entrar al Teatro Nacional o visitar algún museo,    tres horas no son suficientes.

Como el Mercado de la Coca-Cola no captó nuestra atención preguntamos a un viandante dónde estaba el Mercado Central. Y el señor, con suma amabilidad, nos dijo que le siguiéramos pues le cogía de paso. De camino nos advirtió de lo mismo que nos habían advertido varios trabajadores del hotel, taxistas y ciudadanos: “ojo con los bolsos y las carteras”.

Aun no siendo demasiado grande San José no deja de ser la capital del país, y como tal y por desgracia, no se libra de las artimañas de ladronzuelos y rateros.

Al llegar a la entrada del Mercado Central 1880 nos enteramos que aquel día no abriría. Como los mercados no son lo nuestro, nos nos importó.

Entramos en la Avenida Central, donde por la hora que era, la mayoría de los locales estaban cerrados. Algunos cierres metálicos enrollables tienen graffities, otros están pintarrajeados; en las aceras había algún indigente y suciedad. Esto me dio cierta sensación de abandono. Sin embargo, en el centro, puestos sobre unos bancos, hay unas sencillas siluetas de perros y gatos. Bajo la primera, que representa a un perrito pintado con tres colores, una placa dice así:

HOMENAJE AL PERRO DE LA CALLE

Por todos los animales tristes en cautiverio o en la calle.

Por aquel que es cazado, perdido, está abandonado, enfermo, con miedo o hambriento.

Por todos los que están con dolor o muriendo, por aquellos que serán víctimas o morirán antes de su tiempo sin amor ni cariño.

ESTE MONUMENTO ELEVA NUESTRAS VOCES contra los abusos hacia los animales.

Que seamos los verdaderos GUARDIANES de los ANIMALES denunciando y luchando contra toda forma de crueldad para merecer compartir el planeta con ellos.

Preciosas palabras recopiladas en un gran mensaje.

En la Avenida Central podrás ver el busto del benemérito de la patria, José María Castro Madriz, quien fuera fundador de la República de Costa Rica.

Frente a la antigua Radio Monumental se halla La Chola, obra esculpida por el artista guanacasteco Manuel Vargas. Y una fuente con cinco cestos.

EXPOSICIÓN AL AIRE LIBRE (DEL 20 DE FEBRERO AL 14 DE JULIO)

Transitando las calles nos sorprendieron unas orondas esculturas de bronce, granito y mármol.

El total de las esculturas (27) son obra del arquitecto y escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia, quien cursó su carrera en Italia.

Las esculturas forman parte de la exposición al aire libre Jiménez Deredia en San José: La fuerza y la universalidad de la esfera.

La fuente de inspiración de estas esculturas la hallamos en las misteriosas esferas

de piedra precolombina de los indígenas del sur del país. En palabras del artista -que ha trabajado durante 20 años en el proyecto- las esculturas son una visión esférico circular del ser humano.

Asimismo, según el artista, la escultura es un pensamiento hecho materia.

La exposición ha sido la primera de Jorge Jiménez Deredia en San José, y posiblemente, la última.

Estas fueron las esculturas que vimos (se adjuntan imágenes):

-Génesis de Arrullo.

-Plenitud.

-Misterio.

-Recuerdo Profundo.

-Encuentro.

-Refugio.

-Pareja.

-Flautista (en el recinto del Teatro Nacional).

-Arrullo.

-Canto a la Vida.

-Energía Atávica.

-Génesis de Fuerza Ancestral.

-Participación Cósmica.

-Centinela.

-Caricia.

-Germinación.

-Monumento al Papa Juan Pablo II (en la Catedral Metropolitana).

BARRIO CHINO (CHINATOWN)

Deambulando por San José llegamos a una gran puerta, típica de las edificaciones de la cultura oriental, donde se lee Barrio Chino.

Este acceso, cuyo nombre es Arco Tang, está inspirado en la dinastía Tang (época imperial china). Con el fin de simbolizar la amistad y anexionar las culturas de ambos países, en la base de sus cuatro columnas se colocaron ocho esferas de granito, que representan las famosas y citadas esferas precolombinas.

El “Barrio Chino” no tiene consideración de barrio como tal. Está integrado en el barrio Soledad del cuarto distrito de San José (Catedral) y es el primero de estas características en América Central. Aun no siendo un barrio oficial sí tuvo una inauguración oficial el 5 de diciembre de 2012.

Ya en el Barrio Chino, y mirando en rededor, lo que más se ven son restaurantes,  supermercados y tiendas. A la derecha está la Plaza de las Artes. En ella se observan cuatro círculos de color rojo -que van de menor a mayor tamaño- los cuales forman un monumento moderno, y la estatua del músico inglés John Lennon, quien sentado en un banco con aspecto despreocupado y emanando espiritualidad y paz, aguarda para ser inmortalizado por ti.

En la Plaza de las Artes también encontramos el busto de José Gervasio Artigas (procér de la República Oriental del Uruguay) y la escultura Gracias, obra del escultor cubano Alexy Palenzuela. El por qué del título lo encontramos en los buenos modales de los costarricenses:

-Lo primero que percibí es que siempre dicen “gracias”, “con mucho gusto” o “por favor”-. Explicó el artista.

Nota: en San José vimos otra escultura de Alexy Palenzuela llamada El Alma del Triunfo (distrito Mata Redonda).

Frente a la Plaza de las Artes se alza la iglesia La Soledad (o Iglesia de Nuestra Señora de la Soledad).

Tras visitar la iglesia de la Soledad giramos a la izquierda para caminar por el bulevar peatonal de la calle 9, llamado en este sector Paseo de los Estudiantes. En él verás más negocios -casi todos regentados por chinos- un par de estatuas de leones, un monumento de Confucio y una “columnita” de piedra azul -estilo oriental- con placa conmemorativa.

El Paseo de los Estudiantes finaliza en el conjunto monumental Homenaje al Movimiento Cívico Estudiantil de 1919.

Fuera de los límites del Barrio Chino sobresale el monumento a Cleto González Vízquez, ubicado en la plaza con el mismo nombre (conocida popularmente como Plaza González Víquez o Plaza Víquez).

La Plaza Cleto González Víquez es la más grande de la ciudad y está dedicada a uno de los presidentes de la República de Costa Rica.

La plaza realmente es un parque rectangular. Tiene zonas infantiles y montones de graffities (me gustó mucho uno del físico alemán Albert Einstein).

Cuando Iván y yo dimos la vuelta para ir a otros puntos turísticos nos percatamos que la parte superior de una de las estructuras colindantes estaba decorada con los anillos olímpicos.

MÁS LUGARES DE INTERÉS (CENTRO HISTÓRICO)

San José tiene más lugares de interés. Por tanto, de ahora en adelante, y para que vayáis por la ciudad a vuestro aire, os dejo estos:

-Banco Nacional de Costa Rica (BN). Es el banco comercial más grande del país y el segundo de Centroamérica.

-Monumento a Los Presentes (en el jardín del Banco Central).

Los Presentes es un conjunto escultórico de bronce -formado por seis hombres, tres mujeres y un niño- que personifican a los campesinos costarricenses.

-Plaza de la Cultura. Justo antes de acceder a ella verás una fuente con una torre de reloj.

En el Paseo de los Museos (bajos y/o subniveles de la plaza) puedes visitar: museo Banco Nacional de Costa Rica, museo Oro Precolombino y museo Numismática y museo Arte (posee la mayor colección de arte plástico nacional).

En los aledaños de la Plaza de la Cultura se encuentra el Gran Hotel Costa Rica.

-Teatro Nacional (lateral este de la Plaza Juan Mora Fernández).

-Plaza de las Garantías Sociales. La plaza es un parque ajardinado donde encontramos un busto de Manuel Mora Valverde y una estatua de Rafael Ángel Calderón Guardia.

-Mercado Municipal de Artesanía (lateral sur de la Plaza de las Garantías Sociales). No dudes en acceder a este bonito mercado. Abre los siete días de la semana, en horario ininterrumpido de ocho de la mañana a seis de la tarde. En sus puestecitos los sociables vendedores invitan a los visitantes a que vean sus productos (artesanía local). El surtido es amplio y los precios muy económicos.

Si te ves apurado y necesitas ir al baño puedes usar los servicios. Eso sí, hay una advertencia: uso exclusivo para usuarios y clientes del mercado.

-Catedral Metropolitana. La visita interior es imprescindible.

En las inmediaciones hay una estatua de Anne Frank, donada por la embajada del Reino de los Países Bajos. En el pedestal se lee -en holandés y castellano- una de las frases que Anne escribió y plasmó en Kitty, su diario: Mijn droom is vrijheid (Mi sueño es la libertad).

-Parque Central San José (Plaza Mayor). Es el más antiguo de la capital, está frente a la Catedral Metropolitana y es un punto de reunión y celebración de eventos.

El centro lo ocupa un atípico templete de música y cuenta, entre otros, con el Monumento a la Bandera Nacional y la escultura Barrendero Municipal.

-Teatro Popular Melico Salazar.

-Calle Juan Rafael Mora o “Calle del Presidente” (termina en la plaza con el mismo nombre). En esta calle hay una “columnita” de piedra gris donde se lee: “Aquí nació el 8 de febrero de 1814 el benemérito Juan Rafael Mora”. Y en la fachada de un edificio reza así:

Calle Juan Rafael Mora

Homenaje de la Academia Costarricense de la Historia en el centenario de la campaña de 1856-57

1856 – 1956

-Museo Filatélico (en la Plaza Juan Rafael Mora).

-Iglesia del Carmen o Parroquia Nuestra Señora de El Carmen (junto a la Plaza Tiradentes).

BOTÁNICA CHOCOLATE

Si eres amante del chocolate, en San José tienes la oportunidad de hacer un tour de “chocolate”. Nosotros no hicimos el tour, pero creo que es un sitio interesante.

Por si te interesara, dejo el mail de contacto: botanicachocolate@gmail.com

PROS Y CONTRAS DEL VIAJE A COSTA RICA

Aunque no suelo darle importancia a los inconvenientes en mis viajes, esa vez sí quiero hacer unos apuntes:

-En Costa Rica se pierde bastante tiempo en los traslados (prácticamente toda una jornada). Esto se debe al tráfico y a las condiciones de algunas carreteras.

-La moneda oficial del país es el colón costarricense pero también aceptan dólares estadounidenses y euros.

Si me permites un consejo: no cambies demasiados euros a colones, no merece la pena; no siempre podrás pagar con euros. Lo mejor es llevar dólares o colones y pagar con tarjeta bancaria.

Sabes qué, la vida en Costa Rica es cara.

Nota: existen unos restaurantes llamados Soda. Venden comida rápida para llevar, típica del país y baratita (de 8 a 10 dólares, por persona).

-Algunos carteles informativos están en varios idiomas en los que falta el castellano. Esto me hizo reflexionar: si la lengua oficial es el español ¿Dónde está la lógica? Anteponer otros idiomas, como por ejemplo el inglés por la cercanía a Norteamérica y la influencia anglosajona es entendible, ahora bien, obviar el propio puede ser interpretado como menosprecio al mismo.

El aprendizaje de más lenguajes aporta conocimiento, pero estudiarlos no es incompatible con ampliar el tuyo. Quien se desplaza ha de adaptarse e integrarse ¿O hay que hacerlo al revés y yo me he quedado desfasada? Que buena parte de la economía de una nación provenga del turismo no significa que haya que olvidar la lengua natal. No quiero pensar que el señor «don Dinero» está por encima de todo.

-Prohibición de fumar. Hay muchos espacios libres de tabaco donde se aplica la ley 9028. Para los que como yo, están en contra del humo del tabaco, es perfecto.

Eso es todo.

Espero que tanto este artículo como los anteriores dedicados a Costa Rica os hayan gustado.

Por Carolina Olivares Rodríguez.

La entrada San José la capital se publicó primero en Turismo y curiosidades en viajes.