“Nadie desea encontrarse con una piscina verde en primavera”, afirman en Piscinas Lara

/COMUNICAE/

"Nadie desea encontrarse con una piscina verde en primavera", afirman en Piscinas Lara

Es extremadamente tentador desentenderse del mantenimiento de la piscina durante la temporada de invierno porque hace frío, no llueve y el agua de la piscina se ve bonita y azul a través del cobertor

No obstante, los expertos en mantenimiento y accesorios de piscinas de Piscinas Lara advierten: “El mayor error que cometen los propietarios de piscinas durante el invierno es creer que la piscina no requiere de ningún mantenimiento porque no se usa. El hecho de que el agua se vea azul no implica necesariamente que el agua sea saludable, o incluso apta para nadar”.

Eso sí, durante el invierno, debido a que el clima contribuye a mantener fría el agua de la piscina, el crecimiento de bacterias y otros agentes se inhibe bastante. Por eso la buena noticia es que aunque es importante realizar algunas labores de mantenimiento durante el invierno, no será necesario hacerlas tan frecuentemente que en verano.

“En vez de echar cloro al agua una vez al día, echarlo dos o tres veces por semana es suficiente. Si no mantenemos clorada el agua durante el invierno, cuando la temporada de piscina comience de nuevo en primavera el agua se volverá verde rápidamente”, afirman en Piscinas Lara.

Encontrar el equilibrio adecuado entre los distintos químicos que se deben utilizar en invierno para asegurarse de que el agua de la piscina se mantiene adecuadamente puede ser complicado, ya que al requerirse químicos menos frecuentemente las proporciones varían.

“En Piscinas Lara asesoramos sin compromiso a cualquiera de nuestros clientes en torno a qué químicos y en qué medida deben utilizarse durante el invierno para que la piscina pueda ofrecer un agua saludable a sus usuarios en primavera. Puede parecer un coste innecesario, pero el gasto de drenar y llenar por completo una piscina porque el agua está verde es sin duda superior”, mantienen.

Y es que lo peor que puede pasarle al propietario de cualquier piscina es reunir a la familia, los amigos y demás seres queridos en el jardín para la apertura primaveral, sólo para encontrarse con una piscina cuya agua no es adecuada para el baño. “Nadie desea encontrarse con una piscina verde en primavera, por eso es esencial preocuparse de ella también durante el invierno”, concluyen.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: