Loro Parque Fundación cumple 25 años de compromiso con la naturaleza

/COMUNICAE/

La Fundación, creada por Loro Parque en 1994, ha destinado 19,7 millones de dólares a 180 proyectos de conservación en los cinco continentes y ha contribuido a salvar a 9 especies de loros de la extinción

Hoy, viernes 13 de septiembre, Loro Parque Fundación cumple 25 años de amor por la naturaleza y compromiso con su conservación. La organización, sin ánimo de lucro y creada por Loro Parque en 1994, ha destinado a lo largo de su historia 19,7 millones de dólares a 180 proyectos de conservación en los cinco continentes y ha contribuido a salvar a 9 especies de loros de su total extinción.

La semilla: el espíritu de protección ambiental de Wolfgang Kiessling
Aunque la fecha de registro oficial de la Fundación es el 13 de septiembre de 1994, sus inicios se remontan a 1987, cuando Loro Parque comenzó a financiar un primer proyecto de conservación de papagayos con el objetivo de salvar dos amazonas endémicas de la isla caribeña de Dominica.

En esa época, la conservación de la naturaleza no era una tendencia generalizada como lo es hoy y la protección de los animales solo estaba en el ánimo de algunos pioneros como Wolfgang Kiessling, que comprendió rápidamente la necesidad de ayudar a algunas especies que ya comenzaban a perder sus hábitats frente al vertiginoso crecimiento de la población mundial.

Así, gracias a este espíritu de protección ambiental y a la sugerencia del entonces director científico de CITES, Obdulio Menghi, los trabajos de conservación de Loro Parque se consolidaron para crear la Fundación en el año 1992. De ámbito nacional, este proyecto pronto se quedó pequeño para las necesidades que se presentaban en diferentes países del mundo, y finalmente en 1994 se constituyó Loro Parque Fundación, una organización con ámbito de actuación internacional.

Sus objetivos eran, por un lado, canalizar la gestión de proyectos de conservación de papagayos y, por otro, preservar la enorme biodiversidad de la colección de papagayos que había atesorado Loro Parque desde su apertura en 1972. Por eso, el Parque donó a la Fundación la propiedad de toda su colección de loros, además de comprometerse generosamente a cubrir los gastos de su mantenimiento, de forma que los beneficios íntegros de la venta de excedentes pudieran dedicarse a los proyectos de conservación.

9 especies salvadas de la extinción
El mayor logro de Loro Parque Fundación ha sido, sin duda, demostrar que los esfuerzos de conservación dan sus frutos y que es posible salvar especies de la extinción. Gracias a la financiación exclusiva de la Fundación o en colaboración con otros donantes, se ha podido reducir la categoría de amenaza de 9 especies de loros amenazados en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza: el loro orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis), el guacamayo de Lear (Anodorhynchus leari), la cotorra de Mauricio (Psittacula eques), el guacamayo cabeciazul (Primolius couloni), la amazona colirroja (Amazona brasiliensis), el periquito cornudo (Eunymphicus cornutus), el inseparable cachetón (Agapornis nigrigenis), la amazona cubana (Amazona leucocephala) y la cacatúa de Tanimbar (Cacatua goffiniana).

Este éxito no hubiera sido posible sin la generosa contribución de Loro Parque, que ha consolidado financieramente a la Fundación; sin las aportaciones de sus múltiples patrocinadores y donantes, y sin las de los varios miles de amantes de los loros que han colaborado como miembros en los últimos años.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: